A D C

ALBA DE TORMES

 

 

 

C R I S T O S

Santísimo Cristo de la Salud o de San Jerónimo.

Se le llama también de San Jerónimo por su procedencia del Monasterio de San Leonardo o de San Jerónimo, aunque desde 1835 se venera en la iglesia de San Pedro Apósol. Se venera en concepto de milagroso. Su talla es de tamaño natural, con una expresión profunda de dolor y muy marcado relieve de sufrimiento.

En su estampa de la cofradía se puede leer el siguiente himno:

En esta tarde, Cristo del calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma;
pero, al verte, mis ojos van y vienen
 de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.
¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?
¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
 cuando en la cruz alzado y sólo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?
Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mí todas mis dolencias,
el ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.
Y sólo pido no pedirte nada;
y estar aquí, junto a tu imagen muerta,
ir aprendiendo que el dolor es sólo
la llave santa de tu santa puerta.
Dios es Amor y todo Amor
.

INICIO